Syrah 50%, Garnacha 30%, Cariñena 20%. Selección de viñas viejas de Garnacha y Cariñena de 40 a 80 años y viñas jóvenes de Syrah (de menos de 25 años). Dominante de terruños de caliza arcillosa. La fecha de vendimia se decide para obtener el máximo de fruta respetando los equilibrios ácidos. Vendimia manual. Maceración prefermentativa a baja temperatura en cubas de acero inoxidable de 128 hl con remontados diarios. Maceraciones de 15 a 21 días con extracción suave y control de temperaturas. Fermentación maloláctica total. Crianza en cuba, sobre lías finas, 8 meses, SO2 mínimo durante la crianza y el embotellado. Vino de cuerpo medio con concentración controlada en forma voluntaria para que sea «bebible» al máximo: explosión de fruta, taninos delicados, boca sedosa… Delicioso apenas embotellado, pero puede mejorar durante dos o tres años.

Garnacha blanco 90%, Garnacha gris 10%. Elaborado con las viñas más antiguas de la propiedad (más de 100 años) en el sector «Mas Farines». Complemento de vieja garnacha gris procedente de parcelas mezcladas, plantadas con distintas variedades. Terruños de caliza arcillosa, a una altitud que varía entre los 200 y 400 metros, orientaciones norte y oeste dominantes. La fecha de cosecha se decide en base a la idea de buscar la expresión de la fruta madura, manteniendo la frescura y el aspecto refrescante. Vendimia manual, transporte en camión refrigerado. Prensado neumático de racimos enteros a baja presión. Fermentación lenta en cuba de acero inoxidable (Garnacha blanca) y barricas viejas (Garnacha gris) con «bâtonnages» (remoción de lías) regulares. Crianza sobre lías durante 5 a 8 meses. Encolado y filtración antes de embotellarlo en primavera. Vino rico y potente, presenta una dulzura excepcional, incluso cuando es seco. Delicioso apenas se embotella, se vuelve a cerrar y toma su dimensión de gran vino 3 a 6 años después de la cosecha.

Corte de las viñas más viejas de la finca (50 a 100 años): 50% Garnacha y LLadoner Pelut, 35% Cariñena, 15% Syrah. Terruños de caliza arcillosa, mayoría de laderas, pH >9. Gran trabajo en verde: poda en verde, desyemado, desnietado, deshojado. Vendimias de uvas con madurez perfecta. Selección en la viña y durante la separación de granos. Transporte de las uvas en camión refrigerado. Corta maceración prefermentativa en pequeñas cubas de acero inoxidable, a baja temperatura, con bazuqueo y remontados diarios. Control de temperaturas en el sombrero durante la fase de fermentación. Maceraciones de 20 a 25 días, extracciones sustentables, lentas y suaves. Crianza de 12 meses sin trasiego en barricas de uno o dos vinos, completado con una parte envejecida en cubas de cemento tradicionales. Embotellado después de dos meses de maduración luego del ensamblaje. Vino naturalmente concentrado, pero sin exceso, muy aromático. La suavidad de los taninos complace inmediatamente, pero el vino muestra su verdadero potencial cuando pasa 3 años en botella. Tiempo de guarda ideal: 5 a 10 años.

Parcelas de viñas viejas seleccionadas en laderas de caliza arcillosa. Ensamblaje en partes iguales de Syrah, Monastrell, Garnacha y Cariñena. Trabajo en verde intensivo: desyemado, desnietado, regulación de carga, deshojado. Búsqueda de una madurez fenólica perfecta, adaptada a cada variedad y cada terruño. Selección en la vendimia y durante la separación de granos. Almacenamiento y transporte en camión refrigerado. Vinificación parcial en toneles nuevos de 5 hl, descube en caliente, maloláctica y crianza en barricas nuevas al 100%. Todas las operaciones de remontado, trasiego y puesta en barricas se realizan a mano, sin bombeo. Crianza sobre lías durante 18 meses. Sin filtrar. Vino potente, concentrado, rico en sabor, de textura cremosa excepcional que, sin embargo, se mantiene fresco y tenso. Un año después de embotellado, es un vino delicioso para quienes gustan de los vinos jóvenes y potentes, y tienen la precaución de decantarlo. A menudo, se cierra al segundo año. Luego, madura lentamente y adquiere poco a poco sus características de madurez conservando su fruta. Potencial de guarda: 8 a 15 años.

Parcela única (2 hectáreas, 32 áreas y 32 centiáreas, la mitad en proceso de producción) de viñas viejas de Garnacha tinta en sistema de conducción en vaso, sobre la vertiente sur de un monte con orientación este-oeste. Sobre un zócalo de piedra caliza arcillosa, capa de esquisto y esquistos de mica de color rojo oscuro, con un contenido de hierro excepcional. Condiciones climáticas extremas. Durante más de 200 días por año, un viento glacial procedente del oeste recorre la parcela. Poda tardía. Trabajos en verde intensivos: desyemado, desnietado, regulación de carga, deshojado. Búsqueda de una madurez fenólica perfecta conservando el máximo de frescura y de fruta. Vendimia manual, almacenada y transportada en camión refrigerado. Maceración de 20 días con extracción mediante suave bazuqueo diario. Descube en barricas nuevas. Crianza sobre lías, sin adición de azufre hasta el fin de la fermentación maloláctica. Se rellena diariamente con un corte de Monastrell y Syrah (del 5 al 7% según añadas). Embotellado sin filtración. Vino atractivo, impresionante, que cambia de acuerdo al lugar y la ocasión en que se bebe, y evoluciona en la copa durante varias horas, impacta por lo largo en boca y por sus taninos firmes y aterciopelados. Madurez de 10 años, potencial de guarda de 30 años.

Puro Syrah. Ladera de arenas graníticas, a 600 metros de altitud, orientada hacia el sur, sudeste, en el municipio de Lesquerde. Terruño único, muy mineralizado, cuarzo, mica, feldespatos, todos reducidos a polvo. Bajo pH, suelos pobres en apariencia, con buen drenaje, pero sorprendentemente fértiles. Fácil enraizamiento, permitiendo una buena movilización de los recursos hídricos.
Parcela de aproximadamente 3 hectáreas, viñas de treinta años, en vaso, recuperadas en 2007 y puestas sobre estacas individuales de 2,10 m. Poda intensa. Trabajo en verde clásico: desyemado, desnietado, deshojado moderado. Parcela tardía. Búsqueda de madurez tecnológica en vez de fenólica, para preservar la tonalidad de “fruta fresca” y enriquecer la paleta aromática. Fermentación rápida con remontados frecuentes. Aireación máxima. Fermentación de 20 días, manteniendo el sombrero sumergido. Fermentación maloláctica rápida, adición moderada de sulfitos y clarificación mediante trasiegos sucesivos. Crianza en cubas durante cinco a seis meses. Se embotella en abril/mayo, después de una filtración suave para captar toda la energía del vino adolescente.

Microparcela de 7000 m2 plantada en 2005 con auténtico Tempranillo llamado “Tinto Fino”, con selección masal. Densidad de 7000 plantas por hectárea, viñas en vaso, sobre estacas individuales. Cariñena de altura (450 metros) en pleno oeste, muy tardía, plantada después de la guerra.
Primera cosecha en 2011. Maduración llevada al extremo para el Tempranillo, vendimia a principios de octubre, manual, en cajas. Separación de granos, maceración prefermentativa de unos días. Se añade Cariñena para aportar frescura y tensión. Vinificación clásica, fermentación lenta, dos semanas aproximadamente, con remontados ligeros y bazuqueos diarios suaves. Crianza en cubas, sobre lías, con remontados frecuentes con entrada de aire para evitar la reducción. Se embotella después de una ligera filtración y SO2 mínimo. Vino negro, denso. Boca compacta, densa, a la vez aterciopelada y rústica. Vino poco común, desconcertante, final sabroso, que deja una boca fresca y atractiva. Vino único, de carácter.

En su mayor parte, Cabernet Franc, procedente de una selección masal de gran calidad. Plantación de 6800 plantas por hectárea, con poda en vaso, sobre estacas individuales. Terruño orientado al norte, en el pie oeste de un acantilado calcáreo. Se orientan las plantaciones de forma que las sombras proyectadas por cada planta protejan del sol directo a las que tienen a su lado. Merlot en el pago “Le Clos des Fées”, en vaso, plantación multiclonal irregular sobre estacas. Se cosecha al alcanzarse el máximo nivel de madurez fenólica. Vinificación de “granos mezclados”. Vinificación a temperatura controlada, con bazuqueos y remontajes con entrada de aire. Crianza en barricas, parcialmente nuevas, y en cuba, hasta el embotellado, rápido, en general, en mayo o junio. Se busca fineza, un vino largo en boca y salinidad para lograr una nueva expresión de la uva en un terruño de arcilla calcárea. Vino granate oscuro, nariz de frutos rojos maduros, toques delicados de pimientos rojos asados. Boca tánica, sedosa, larga, distinguida, el término “clásico” viene a la mente inmediatamente. La etiqueta cambia cada año, el Fauno evoluciona lentamente junto al vino.